Hoy compartiremos una reflexión tomada del libro «Comuníquese para inspirar» del Sr Kevin Murray.

La comunicación para el liderazgo inspirador consiste en hacer que otros crean en su causa, crean en sí mismos y luego logren más de lo que creían posible. Nunca la hemos necesitado tanto.

Sin embargo, las investigaciones muestran que hay una clara diferencia entre las percepciones de los jefes y de los empleados cuando del liderazgo inspirador se trata.

¿Qué tan buen líder es usted?

Esta reflexión nos hace pensar que para ser exitosos los líderes deben inspirar a otros para que alcancen grandes propósitos, grandes objetivos y resulta irónico que tan sólo unos pocos líderes hayan aprendido las habilidades fundamentales de comunicación para ser inspiradores.

La verdad cruda y sin tapujos es que el desempeño como líder dependerá de la manera como comunique su liderazgo.

Usted puede tener el mejor plan, los mejores recursos, la mejor gente, pero si no es capaz de comunicarlo bien, de comunicarse bien con estas personas y estos recursos, pues no los persuadirá para que se unan a su causa y esto fracasará.

Sin embargo, todo líder puede ganar con facilidad una ventaja competitiva aprendiendo a ser mucho más inspirador. ¡Es más fácil de lo que ud mismo se imagina!

Para hacerlo sólo necesita ser auténtico, tener más empatía y generar una conexión fuerte con sus equipos.  Debe aprender a contar historias, a escuchar de verdad.

Necesita entender por qué debe defender su punto de vista y reconocer muy bien las señales no verbales que envía. Debe aprender a expresar una visión inspiradora, una visión transcendente y a dirigir las conversaciones clave que lo cambian todo.

En esta mezcla de habilidades es donde la comunicación puede ser el combustible que le permitirá ser un líder altamente efectivo.

Nunca en la historia de la humanidad había existido un ambiente tan exigente para los líderes.

En la actualidad los líderes viven en una pecera o cubo de cristal en la que son sometidos a un alto nivel de escrutinio, donde cada una de sus acciones es evidente. Todo lo que hacen es visible y las personas de las que dependen para tener éxito tienen mayores expectativas sobre ellos que antes.

Así que cautivar los corazones ahora es importante que cautivar las mentes, aunque se deben lograr las dos cosas.

Seguramente se estarán preguntando ¿Y cómo lo consigo?

La respuesta es a través de una comunicación inspiradora, al ser más inspirador usted puede influenciar de forma positiva a las personas, cambiar su comportamiento y obtener resultados extraordinarios. Por esto, la comunicación en la actualidad es una de las 3 habilidades más importantes para el liderazgo.

Liderazgo